lunes, 11 de septiembre de 2017

El control de 3 epidemias está a cargo de médicos integrales

El control de 3 epidemias está a cargo de médicos integrales http://www.el-nacional.com/noticias/sociedad/control-epidemias-esta-cargo-medicos-integrales_203000 El programa relacionado con malaria pasó a Barrio Adentro y la directiva del Instituto de Salud Pública fue removida 1 ctv-zaf-fullaeropuerto010 Por ISAYEN HERRERA | IHERRERA@EL-NACIONAL.COM 11 DE SEPTIEMBRE DE 2017 12:09 AM En medio de tres epidemias en Bolívar, el Programa de Control de Malaria pasó a Barrio Adentro y la competencia del Instituto de Salud Pública –cuya directiva fue removida– a manos de médicos generales integrales, que serán los encargados de lidiar con difteria, malaria y brote de sarampión en el estado. Critican que personas inexpertas en salud pública estén al mando del control de epidemias. “Habrá muchos más problemas que soluciones porque fractura el ministerio. En su estructura hay una fragmentación de políticas públicas en las áreas más importantes: prevención de enfermedades infectocontagiosas, que se previenen con vacunas, y la parte de salud ambiental”, explica el ex ministro de Salud José Félix Oletta, miembro de la Red Defendamos la Epidemiología. Opacidad Desde diciembre de 2016 no se conocen estadísticas sobre epidemiología y el portal del Ministerio de Salud tiene cuatro meses inactivo. En la web se indica que hay un archivo de configuración que hace ocultar la información. Eso suele ocurrir por actualización, mala configuración, sitio caído o página hackeada. La suspensión de la página impide el acceso a la información oficial acerca de salud, con boletines epidemiológicos disponibles hasta diciembre de 2016 y anuarios de morbilidad y mortalidad solo hasta 2013. Desde julio el Ministerio de Salud decidió ponerle la bota militar a la data de enfermedades emergentes. Se delegó el manejo de la información a la Zona Operativa de Defensa Integral del estado Aragua junto con la distribución de los medicamentos antimaláricos en el estado Bolívar, que se maneja además con la Misión Piar, ­programa gubernamental creada en 2003 para organizar los denominados “mineros artesanales”­ Vacunas Difteria y sarampión son enfermedades prevenibles con vacunas. En otro alerta de la Red Defendamos la Epidemiología se denuncia que la cobertura de inmunizaciones en Bolívar no llega a 60%, lo que hace a la población susceptible de enfermedades. La vacunación gratuita se pretende condicionar, pese a que la Ley de Inmunizaciones establece un sistema preventivo para todos los habitantes de la república como instrumento fundamental de la política sanitaria nacional. El 6 de septiembre el vicepresidente Tareck el Aissami dijo: “Hay 15.319 puntos de vacunación en todo el país, así que si usted o un familiar necesita una vacuna, de manera gratuita, con el carnet de la patria se le suministrará la vacuna”.

sábado, 8 de abril de 2017

WikiSalud-UCV, destacando la investigación en nuestra Facultad

WikiSalud-UCV, destacando la investigación en nuestra Facultad NOTICIAS MEDICINA UCV / FOTO ALBERTO VALDIVIESO
El profesor Mariano Fernández, coordinador de investigación de la Facultad de Medicina UCV, anunció que el viernes 21 de abril de 2017 se tiene previsto realzar un Editatón denominado WikiSalud-UCV, para sumar contenido a la más grande enciclopedia en línea. “Este es un evento, organizado por el CDCH-UCV, la Facultad de Medicina y la Coordinación de Investigación, donde personas interesadas se reunirán para crear y editar entradas o fichas en Wikipedia. El objetivo central de WikiSalud-UCV es divulgar, resaltar y visibilizar el trabajo de las instituciones e investigadores de la Facultad de Medicina UCV”, informó Fernández. WikiSalud-UCV, está dirigido a profesores e investigadores de nuestra Facultad, y se espera contar con la participación de representantes de los institutos de investigación, invitados de otras facultades de las ciencias de la salud, y estudiantes del último año de medicina. Fernández ofreció detalles de la agenda del Editatón WikiSalud-UCV: “El evento iniciará con un taller teórico de “Como Editar Wikipedia” en la Auleta Andrés Gerardi de 8:00 am a 11:30 am. Seguidamente los participantes realizaran una Caminata y toma de fotos por el Campus UCV de 11:30 am hasta la 12:30 pm. Y finalizaremos la jornada con el taller práctico "Edición e inclusión de información en Wikipedia", en la Sala de navegación de la Biblioteca Central, de 1:30 pm a 5:00 pm.” Si deseas inscribirte o necesitas más información del Editatón WikiSalud-UCV, escribe al correo electrónico cimeducv@gmail.com o acércate a la oficina de la Coordinación de Investigación en el Decanato de la Facultad. (CUPOS LIMITADOS)

martes, 21 de marzo de 2017

Día del síndrome de Down: Las capacidades que hay detrás de un cromosoma de más Mar 21, 2017 8:26 am Publicado en: Actualidad, Salud

Día del síndrome de Down: Las capacidades que hay detrás de un cromosoma de más Mar 21, 2017 8:26 am Publicado en: Actualidad, Salud Suena el teléfono. Miguel sale corriendo y contesta: “Hola, dígame. Sí, soy Miguel, ahora se pone; te quiero mucho abuela. Beso. Mamá, es la abuela”. Coge el iPad, busca la aplicación para ver los dibujos de Ben y Holly, en inglés, como quiere su padre, y no hace caso a nadie ni a nada más, publica El Mundo de España. Por CLARA SIMÓN VÁZQUEZ/Madrid Miguel nació con síndrome de Down hace cinco años. A los dos meses empezó el programa de Atención Temprana en la Fundación Síndrome de Down de Madrid, donde durante más de tres años acudía tres días a la semana, a estimulación, fisioterapia, logopeda… Desde hace dos años, va a un colegio de educación especial, donde recibe el apoyo necesario. Marta, su madre, cuenta a EL MUNDO que tiene una autonomía física prácticamente normal de un niño de cinco años, “come solo, se viste solo, corre, salta, anda, chuta el balón, juega al fútbol con sus hermanos, nada solo y maneja el iPad mejor que yo”, bromea. Miguel ahora está empezando a aprender las letras, cuando los niños de su edad ya están empezando a leer, “pero tiene el mismo interés por la lectura que cualquier niño de su edad, coge un libro y le gusta que se lo leas”, detalla Marta, con amplia experiencia con los niños como madre de cinco hijos. Su socialización es buena. Al ir a un colegio de educación especial, recomendaron a sus padres que fomentaran el ocio con niños de su entorno. “Miguel es muy sociable y se relaciona sin ningún problema con los vecinos, con los niños del parque y con los hijos de nuestros amigos. Tiene una ventaja, que es capaz de expresarse y hablar, por lo que hacer amigos para él no es ningún problema”. Y es que el objetivo de la atención temprana en los niños con síndrome de Down es dar respuesta lo más pronto posible a sus necesidades. “Se ha comprobado que los niños estimulados adquieren niveles de desarrollo más altos que los niños que no tuvieron esa oportunidad”, apunta Elena López-Riobóo, coordinadora del Centro de Atención temprana de Down Madrid. Otros de los beneficios de la atención temprana se centran en una mejor salud, en tener unas conductas más adecuadas y adaptadas y un buen nivel de independencia personal, que es el objetivo principal. La forma de trabajar se basa en que el niño es el principal agente de su desarrollo, por tanto la intervención está unida a una primera evaluación diagnóstica que determina sus necesidades. “Esto supone que los tratamientos son flexibles y adaptados a cada uno de forma individual”, apunta Elena López-Riobóo. En busca, aún, de la integración social En el Día Mundial del Síndrome de Down, que este año se celebra bajo el lema #1díaparacelebrar y 365 deseos por cumplir, la especialista en atención temprana, Isabel Alonso Salvatella, que trabaja en el Centro de Educación especial María Corredentora, reivindica más conciencia social y, sobre todo, más información. Todavía hay personas que desconocen que el síndrome de Down es una condición derivada de una alteración genética de nacimiento y que las personas que tienen un cromosoma más en el par 21 pueden hacer casi todas las mismas cosas que el resto, sólo que con más apoyos y otros tiempos. Dentro de los niños con síndrome de Down, cada uno presenta unas características y un desarrollo diferente. Por lo general, podríamos decir que tienen un desarrollo más lento que un niño sin discapacidad, consiguiendo con una buena estimulación y una buena educación que alcancen hitos como cualquier otro niño, solo que lo hacen de manera más lenta y con mayor necesidad de apoyo. Porque una persona con síndrome de Down puede aportar a la sociedad exactamente lo mismo que una que no lo tenga. Muchos son capaces de integrarse en el ámbito laboral, haciendo una vida normalizada, lo que contribuye a aumentar la sensibilización social. “La integración de las personas con síndrome de Down depende en gran parte del enfoque que le da la familia en su entorno y de cómo esta constituya su propia vida. Es importante que reciban el soporte de su familia y amigos para una óptima integración social”. Siga leyendo en El Mundo de España

jueves, 8 de diciembre de 2016

Venezuela: vivir sin medicinas SOS: CRISIS HUMANITARIA

Venezuela: vivir sin medicinas; por Valentina Oropeza

Prodavinci
6-12-2016
Este reportaje, realizado por la periodista venezolana Valentina Oropeza, miembro del equipo de Prodavinci, fue publicado por el diario alemán Süddeutsche Zeitung el 19 de noviembre de 2016. La traducción al español, en exclusiva para Prodavinci, reúne una actualización de datos sobre el Sistema Público Nacional de Salud en Venezuela.
Por Valentina Oropeza | 5 de diciembre, 2016
Fotografía de Gabriel Mendez
Fotografía de Gabriel Méndez
Jerger León se estrelló de espaldas contra el suelo después de resbalar sobre un charco de agua en su casa en Caracas. El adolescente de 14 años reaccionó riendo a carcajadas, aunque minutos después lo asaltó un dolor paralizante en la cadera. Le recetaron vitaminas y calmantes, pero en las semanas siguientes tuvo fiebre, perdió el apetito y se sentía agotado. Era la primera vez que enfermaba y se vio obligado a pisar un hospital.
Aquella caída desató los síntomas de una leucemia mieloide aguda M3 promielocítica, un tipo de cáncer poco frecuente aunque con buenas posibilidades de curación si el paciente cumple el protocolo de quimioterapia, según explica su médico tratante y hematóloga Leonor Cárdenas. Sin embargo, de los seis medicamentos que le recetaron para el último ciclo de quimioterapia, apenas consiguió uno: las tabletas para evitar los vómitos. 
Cuando Miguel Pérez Abad era titular del Ministerio de Industria y Comercio, indicó que en 2016 el gobierno venezolano disminuyó el presupuesto para el sector farmacéutico de 3.600 a 1.200 millones de dólares, en medio de los recortes implementados por la caída en los precios del crudo que genera los ingresos con los que el país importa casi todo lo que consume: desde alimentos, medicinas y repuestos hasta el papel en el cual se imprimen los billetes.
Gremios médicos e industriales calculan que nueve de cada diez fármacos desaparecieron de los anaqueles, mientras que los hospitales públicos carecen de 81% de los implementos necesarios para asistir a los pacientes. Así León y su familia libran dos batallas: una contra la leucemia y otra contra la escasez de medicamentos e insumos hospitalarios que le impide cumplir el tratamiento y los obligan a pedir donativos o intercambiar medicinas.
En los hospitales públicos los médicos denuncian que faltan alcohol, hilos de sutura e incluso guantes para recibir a los pacientes por urgencias. En las farmacias al detal difícilmente se consiguen antihipertensivos, antibióticos, anticonceptivos ni anticonvulsivantes. En las especializadas no hay tratamientos para trasplantados ni antirretrovirales contra el VIH.
cuando-la-salud-de-un-pais-espera-al-telefono-del-0800saludya-a-farmarumbaccsboton
La oposición, mayoritaria en la Asamblea Nacional desde enero de 2016, exige al presidente Nicolás Maduro que declare al país en crisis humanitaria y autorice el ingreso de una ayuda coordinada por la Organización Mundial de la Salud. Pero el gobierno asegura que la alerta es una trampa para propiciar una intervención de Estados Unidos, después de que el jefe del Comando Sur, el general John Kelly, declarara el año pasado que Washington actuaría en Venezuela bajo circunstancias de emergencia y “sólo si se nos pidiera”.
A mediados de agosto, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, manifestó estar “muy preocupado” porque en Venezuela “las necesidades básicas no pueden ser cubiertas, como la comida, el agua, la sanidad, la ropa. Eso crea una crisis humanitaria”.
En el caso de enfermedades crónicas como la de León, el Estado venezolano subsidia los tratamientos y los distribuye entre los pacientes. De las doce sesiones de quimioterapia que le prescribieron, ha cumplido siete. En la octava ronda, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) dejó de proporcionarle Atra, un fármaco que induce la maduración de las células malignas atacadas por la quimio y disminuye el riesgo de hemorragias y otras complicaciones.
La leucemia de León se origina en una translocación en el cromosoma 5/17, una variante que solo se trata con Atra. Como este medicamento no tiene reemplazo, tuvo que interrumpir la quimioterapia. “El tratamiento requiere continuidad para que el paciente no se vuelva resistente a los protocolos y nos obligue a utilizar otras medicinas”, comenta Cárdenas quien cada día atiende a unos treinta pacientes en un hospital público en Caracas.
Salud inasequible
Si el IVSS no suministra las 210 tabletas de Atra que León requiere durante cada ciclo, su madre Carmen Bandres puede acudir al Banco de Drogas Antineoplásicas (Fundación Badan), el único proveedor privado de este tipo de medicamentos en Venezuela. El problema es que en noviembre comprar el medicamento costaba el equivalente de 45 salarios mínimos, que representan casi 4 años de trabajo para esta enfermera. Una colega le contó que en Europa un frasco vale 3.500 euros. “No tenemos alternativas. No podemos costear el medicamento ni dentro ni fuera del país”.
Bajo un control cambiario que está vigente desde 2003, el gobierno importa medicamentos a una tasa preferencial de diez bolívares por dólar. Los comerciantes independientes, sin acceso a divisas oficiales, importaban medicinas a mil bolívares por dólar en noviembre. A principios de diciembre las adquieren a más cuatro mil, el precio de referencia en el mercado negro. Por eso los medicamentos que ingresan al país sin subsidio estatal resultan incosteables para la mayoría de los pacientes, en un país con inflación de tres dígitos: la más alta del mundo. 
Nicolás Maduro atribuye la carestía de productos básicos a una “guerra económica” emprendida por el sector privado para desestabilizar su gobierno y que operaría a través de dos estrategias: el acaparamiento para vaciar los anaqueles y la especulación de precios. El empresariado, en contraste, alega que no puede importar los insumos para producir medicinas si el Ejecutivo no les entrega divisas para cancelar los más de 700 millones de dólares en deudas con distribuidores internacionales, según Tito López, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica.
hospital-jgh-gmg-5
Fotografía de Gabriel Méndez
En el caso de León, otros tres componentes de la quimioterapia destinados a combatir las células malignas llegaron a manos de su madre por medio de donativos que hicieron familiares de otros pacientes a quienes conocieron en la sala de espera del hospital pero ya fallecieron. También intercambiaron con otros pacientes algunas ampollas que sobraron de un tratamiento previo por otras que necesitaba para este ciclo. Así consiguieron el último compuesto que les faltaba además del Atra.
Amparados en el poder viralizador de los hashtags, decenas de pacientes recurren a las redes sociales cada día para pedir medicamentos con señas específicas: nombre comercial del fármaco y el compuesto activo, dosis, dolencia y números telefónicos, esperando ser bendecidos con una llamada que les anuncie un donativo o, al menos, la venta segura del tratamiento requerido.
Riesgo de epidemias
Una noche Vanessa Furtado comenzó a sudar y a tener escalofríos. Se preparó un té y fue a la cama temprano, convencida de que el sol le había sobrecalentado el cuerpo aquella tarde en la piscina donde trabaja como entrenadora de natación a sus 45 años. En la madrugada la fiebre escaló a 40 grados centígrados y sentía que la cabeza le iba a estallar.
Después de visitar varios hospitales públicos en Caracas donde no había reactivos para hacer estudios, Furtado fue diagnosticada con malaria, una infección ocasionada por el parásito Plasmodium, que ingresa en el cuerpo a través de la picadura del mosquito Anopheles y afecta a los glóbulos rojos.
Los médicos le recetaron Cloroquina, un agente antimalárico, pero con una advertencia por delante: no hay medicamentos contra el paludismo en Venezuela.
A medida que pasaban los días en la búsqueda del fármaco, los parásitos se desplazaban hasta el hígado de Furtado por el torrente sanguíneo y le ocasionaron fuertes punzadas a un costado del abdomen. De no ser por una amiga que le envió el medicamento desde Estados Unidos, Furtado no sabe qué habría pasado con ella. “Quizás habría muerto. Nunca me había sentido tan mal en mi vida”, contó recuperada de la infección.
Aunque las autoridades venezolanas no han emitido alertas epidemiológicas por el contagio de malaria, una coalición independiente de trece organizaciones sanitarias alertaron en octubre que 148.670 personas se han infectado de paludismo en lo que va de año en Venezuela. Esto es 72% más que en 2015.
sobre-la-terrible-expansion-de-la-malaria-en-venezuela
En la década de los sesenta, Venezuela se convirtió en el primer país del trópico en erradicar la malaria. José Félix Oletta, quien fuera Ministro de Salud entre 1997 y 1999, advierte que esta tasa de contagio representa un retroceso de 75 años en los índices epidemiológicos del país. El especialista atribuye el repunte a una combinación letal: agotamiento de los inventarios para medicamentos antimaláricos, escasez de mosquiteros en las zonas con mayores brotes y falta de operativos de fumigación porque tampoco se ha importado insecticidas para combatir a los vectores que propagan el paludismo, el dengue, el chikungunya y el zika.
Además, el diario Correo de Orinoco reportó en octubre que 23 personas fallecieron por difteria, una infección causada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae, que había sido erradicada hace décadas en Venezuela. En noviembre, el diputado opositor José Manuel Olivares informó de una muerte en Caracas, pero las autoridades han desmentido estos balances y han asegurado que solo dos contagiados fallecieron por la enfermedad.
Listas de espera
A sus 69 años, Lucila Fonseca padece un tumor epidermoide metastásico a nivel de ganglios linfáticos primario desconocido. Para comprobar si las células malignas penetraron sus huesos debe practicarse una gammagrafía ósea, una prueba de medicina nuclear que permite localizar eventuales cúmulos de células malignas en su esqueleto.
Abastecida con agua potable, papel sanitario, galletas y paciencia, Fonseca madruga para anotarse en la lista de pacientes del servicio de ginecología de un hospital público en el centro de Caracas. Aunque llegó apenas despuntó el sol y tenía cita para ese día, 23 personas se inscribieron antes que ella. Calcula que la visita al médico le tomará más de medio día.
boton-largo-de-vencida
Fonseca coloca su bolso en la única silla disponible en la sala de espera. Camina, conversa con angustia, hace silencio. No hay agua corriente en los baños, pero esas ausencias pierden importancia al saber que tampoco hay reactivos para practicarse el examen y que 600 personas se han anotado en esa lista antes que ella. Con un poco de suerte, tendrá que esperar entre cuatro y seis meses para hacerse el gamma-gamma óseo. Y sólo después sabrá si deben operarla o no. Mientras espera, ella sabe que aumenta el riesgo de morir.
Médicos que se van
Acorralados por la falta de implementos para trabajar y sueldos que no superan los 136 dólares al mes, según la tasa oficial más alta, sin importar la especialidad o experiencia que tengan, muchos médicos venezolanos buscan mejores condiciones de vida en otros países.
Daniel Sánchez, jefe del servicio y director del posgrado de Anestesia del Hospital Vargas de Caracas, recuerda que hace dos décadas compartía pabellón con 36 anestesiólogos en el centro de salud donde se formó. Hoy apenas quedan ocho, casi todos en etapa de prejubilación. “No tenemos generación intermedia porque la mayoría se va, bien sea a las clínicas privadas o fuera del país”.
Los hospitales públicos de Venezuela perdieron 60% de sus especialistas para el primer trimestre de este año, estima la Federación Médica Venezolana. La respuesta del gobierno ha sido ocupar esas vacantes con médicos integrales comunitarios, una apuesta del chavismo para reemplazar el “modelo de medicina tradicional” con especialistas en atención primaria, formados bajo el paradigma de asistencia de salud cubana.
hospital-jgh-gmg-10
Fotografía de Gabriel Méndez
El cirujano oncólogo Gabriel Romero considera que el Hospital Oncológico Luis Razetti, donde labora desde hace treinta años, es “un cementerio de máquinas dañadas”. De los cinco quirófanos disponibles apenas funcionan dos, no hay aire acondicionado en la mayoría de las instalaciones, todas las ambulancias están paralizadas por falta de repuestos, al igual que los ascensores y los equipos de rayos X y radioterapia.
Cada quien, desde su trinchera, lucha por superar esta carrera de obstáculos. Aunque la hematóloga Leonor Cárdenas no puede reemplazar el Atra en el tratamiento de Jerger León, ensaya ajustes que hagan más viable cumplir con el protocolo, mientras que su madre prepara carpetas con los informes médicos para solicitar donaciones.
Después de haber perdido 15 kilos en menos de un mes, someterse a cinco punciones lumbares y retirarse de la escuela durante dos períodos escolares, León regresó a clases a finales de septiembre para cursar tercer año de bachillerato, protegido con el tapabocas que su madre le obliga a usar para prevenir el contagio de cualquier catarro que ponga en peligro sus defensas. Porque incluso conseguir un simple antigripal puede volverse otro dolor de cabeza en Venezuela.

miércoles, 12 de octubre de 2016

ENFERMEDAD DE LA DIFTERIA Y LA VACUNACIÓN

DIFTERIA ENFERMEDAD PREVENIBLE POR VACUNAS. VACUNAS DISPONIBLES EN VENEZUELA 2016

ENFERMEDAD DE LA DIFTERIA Y LA VACUNACIÓN


La difteria es una enfermedad bacteriana aguda productora de una toxina que afecta primordialmente las vías respiratorias altas: nariz, boca, garganta, amígdalas, laringe y tráquea. Se caracteriza a la inspección clínica por membranas blanquecinas adheridas a la mucosa de las fosas nasales, amígdalas, garganta, faringe, y tracto respiratorio, las cuales no deben ser retiradas por peligro de empeorar el cuadro clínico por salida de las toxinas a la sangre causando mayor daño en el corazón, riñones o el sistema nervioso.

Se trata con antibióticos para eliminar la bacteria en los pacientes y contactos; y con antitoxinas en los casos agudos de los enfermos para neutralizar la toxina circulante y evitar mayor daño.

La difteria por ser tan contagiosa y causar tanto daño en brotes y epidemias, está sometida al control de la vacuna.

VACUNAS DISPONIBLES EN VENEZUELA 2016

La difteria por ser tan contagiosa y causar tanto daño en brotes y epidemias, está sometida al control de la vacuna. La vacuna contra la difteria en Venezuela y en todas partes del mundo es obligatoria y forma parte de los esquemas nacionales de vacunación, en nuestro caso es responsabilidad del Ministerio de la Salud el suministro y la disponibilidad y cobertura vacunal contra la difteria para niños y adultos.

En los niños se aplica en combinación con la vacuna pentavalente que contiene el toxoide diftérico, tetánico y la antipertusis (tosferina), la vacuna contra la bacteria Haemophilus influenza tipo b (hib) que causa enfermedades graves en el sistema respiratorio, nervioso y general, y además la vacuna contra la hepatitis B. Existen otras presentaciones de pentavalente (subsector privado) donde el toxoide diftérico esta junto al tetánico, la tosferina, la bacteria hib y la anti poliomielítica intramuscular. También existe otra presentación llamada hexavalente (subsector privado) que contiene adicional a las anteriores la vacuna contra la hepatitis B.

Los niños deben recibir al menos 5 dosis de vacunas en los primeros 6 años de vida, así el niño se encuentra protegido y NO REQUIERE VACUNARSE HASTA LOS 10 AÑOS
En caso de faltar alguna dosis deben implementarse un plan de rescate de la protección con administración de las vacunas pendientes.

A partir de los 7 años hasta los adultos se aplica la vacuna dT, toxoide diftérico y tetánico con dosis disminuida del toxoide diftérico, como medida de refuerzo, pues la protección se pierde con los años, y se recomienda los refuerzos cada 10 años. También existe en el subsector privado, la vacuna contra la dTpa, que tiene la ventaja que puede ser administrada a partir de los 4 años hasta el adulto mayor, y contiene menor dosis de difteria y tosferina para resguardar la seguridad y evitar las potenciales reacciones adversas de las vacunas con dosis completas de tosferina.
Las vacunas se administran durante el embarazo y en los adultos mayores por estar a mayor riesgo y junto al personal de salud deben incorporarse en la vacunación.

sábado, 27 de agosto de 2016

lucha contra el brote de fiebre amarilla en Angola y el Congo DEBE CONTINUAR Y NOSOTROS PREVENIDOS CON LA VACUNACIÓN DEL VIAJERO

Pese a los avances en la lucha contra el brote de fiebre amarilla, la respuesta debe continuar

Declaración de la OMS 
6 de agosto de 2016
La epidemia de fiebre amarilla en Angola, notificada por primera vez a finales de enero de 2016, parece estar remitiendo, ya que no se han confirmado casos nuevos en las últimas seis semanas. Sin embargo, la OMS y sus asociados siguen brindando apoyo a Angola y a la República Democrática del Congo para que controlen el brote.

Se prevé vacunar a más de 17 millones de personas adicionales en campañas masivas previstas en ambos países antes del mes de septiembre, que es cuando comienza la estación de lluvias en esta parte de África.
Los brotes de fiebre amarillan en Angola y la República Democrática del Congo han supuesto desafíos especiales para los ministerios de salud y los asociados en la respuesta, incluida la OMS. Es la primera vez que los asociados han tenido que gestionar un brote de fiebre amarilla de gran envergadura en un entorno urbano y densamente poblado.
Dado que la fiebre amarilla es endémica tanto en la República Democrática del Congo como en Angola, se han producido simultáneamente casos esporádicos en zonas remotas y rurales, lo que ha incrementado los desafíos logísticos, como garantizar que las personas de zonas difícilmente accesibles tengan acceso a la vacunación y crear la infraestructura necesaria para conservar las vacunas a la temperatura correcta hasta su administración.
En el mundo, la fiebre amarilla es endémica en más de 42 países, los cuales experimentan brotes regularmente. Sin embargo, la transmisión en 2016 se ha disparado y ha agotado rápidamente los 6 millones de dosis de vacuna que forman la reserva mundial habitual para emergencias, gestionada por el Grupo Internacional de Coordinación de la Provisión de Vacunas contra la Fiebre Amarilla (OMS, UNICEF, MSF y FICR).
Este aumento de casos de fiebre amarilla se debe probablemente a la inusual severidad de El Niño, que ha provocado que la densidad de mosquitos que transmiten la enfermedad aumente por encima de lo normal.
Sin embargo, gracias a la colaboración de los asociados, entre ellos la Alianza Gavi para las Vacunas, el Grupo Internacional de Coordinación y los fabricantes, los países afectados por el brote actual han accedido desde enero a casi 19 millones de dosis de vacuna antiamarílica. Esto triplica la cantidad prevista normalmente para su uso en brotes en un periodo de 12 meses.
El uso de los suministros mundiales de vacuna antiamarílica se ha vigilado y examinado con detenimiento. Incluso teniendo en cuenta las próximas campañas en Angola y la República Democrática del Congo, se calcula que quedan 5 millones de dosis de vacuna en la reserva para emergencias, una cantidad que aumentará progresivamente a medida que se produzcan más vacunas.
La coordinación de los asociados ha posibilitado que la respuesta al brote se haya hecho en tiempo oportuno, ya que el primer envío de vacunas a Angola llegó 5 días después de la solicitud formulada por el país al Grupo Internacional de Coordinación. Además, los asociados se han encargado de la entrega y la coordinación en el país de los múltiples suministros y equipos con el fin de reunir los elementos necesarios para las campañas masivas. Hasta la fecha, más de 16 millones de personas han sido vacunadas en la República Democrática del Congo y Angola.
Para garantizar la rápida protección de la población de Kinshasa, se aplicará una estrategia de ahorro de dosis durante las campañas de vacunación previstas. Esta estrategia se basa en recomendaciones de expertos científicos reunidos por la OMS.
Como medida de emergencia, se administrará una quinta parte de la dosis ordinaria de vacuna antiamarílica a los 8,5 millones de personas de Kinshasa que todavía no están vacunadas contra la enfermedad. Los estudios demuestran que esta dosis de «emergencia» proporcionará sin peligro alguno una inmunidad eficaz contra la fiebre amarilla durante al menos 12 meses y posiblemente durante mucho más tiempo.
Además de garantizar el acceso a las vacunas y respaldar las campañas de vacunación, la OMS y los asociados también están ayudando a los países afectados de las siguientes maneras:
  • proporcionando apoyo a los laboratorios, especialmente acceso a reactivos específicos ;
  • fortaleciendo los sistemas nacionales de vigilancia de la fiebre amarilla;
  • enviando a más de 160 expertos a los países afectados.
  • proporcionando orientaciones técnicas sobre atención clínica, capacitación y movilización social;
  • reforzando el cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional para prevenir la propagación internacional de la fiebre amarilla.

Persona de contacto con los medios de comunicación:

Tarik Jašarević
Responsable de Comunicaciones, OMS
Móvil: +41 793 676 214
Despacho: +41 22 791 5099
Correo electrónico: jasarevict@who.int

lucha contra el brote de fiebre amarilla en Angola y el Congo DEBE CONTINUAR Y NOSOSTROS PREVENIDOS CON LA VACUNACIÓN DEL VIAJERO

Pese a los avances en la lucha contra el brote de fiebre amarilla, la respuesta debe continuar

Declaración de la OMS 
6 de agosto de 2016
La epidemia de fiebre amarilla en Angola, notificada por primera vez a finales de enero de 2016, parece estar remitiendo, ya que no se han confirmado casos nuevos en las últimas seis semanas. Sin embargo, la OMS y sus asociados siguen brindando apoyo a Angola y a la República Democrática del Congo para que controlen el brote.

Se prevé vacunar a más de 17 millones de personas adicionales en campañas masivas previstas en ambos países antes del mes de septiembre, que es cuando comienza la estación de lluvias en esta parte de África.
Los brotes de fiebre amarillan en Angola y la República Democrática del Congo han supuesto desafíos especiales para los ministerios de salud y los asociados en la respuesta, incluida la OMS. Es la primera vez que los asociados han tenido que gestionar un brote de fiebre amarilla de gran envergadura en un entorno urbano y densamente poblado.
Dado que la fiebre amarilla es endémica tanto en la República Democrática del Congo como en Angola, se han producido simultáneamente casos esporádicos en zonas remotas y rurales, lo que ha incrementado los desafíos logísticos, como garantizar que las personas de zonas difícilmente accesibles tengan acceso a la vacunación y crear la infraestructura necesaria para conservar las vacunas a la temperatura correcta hasta su administración.
En el mundo, la fiebre amarilla es endémica en más de 42 países, los cuales experimentan brotes regularmente. Sin embargo, la transmisión en 2016 se ha disparado y ha agotado rápidamente los 6 millones de dosis de vacuna que forman la reserva mundial habitual para emergencias, gestionada por el Grupo Internacional de Coordinación de la Provisión de Vacunas contra la Fiebre Amarilla (OMS, UNICEF, MSF y FICR).
Este aumento de casos de fiebre amarilla se debe probablemente a la inusual severidad de El Niño, que ha provocado que la densidad de mosquitos que transmiten la enfermedad aumente por encima de lo normal.
Sin embargo, gracias a la colaboración de los asociados, entre ellos la Alianza Gavi para las Vacunas, el Grupo Internacional de Coordinación y los fabricantes, los países afectados por el brote actual han accedido desde enero a casi 19 millones de dosis de vacuna antiamarílica. Esto triplica la cantidad prevista normalmente para su uso en brotes en un periodo de 12 meses.
El uso de los suministros mundiales de vacuna antiamarílica se ha vigilado y examinado con detenimiento. Incluso teniendo en cuenta las próximas campañas en Angola y la República Democrática del Congo, se calcula que quedan 5 millones de dosis de vacuna en la reserva para emergencias, una cantidad que aumentará progresivamente a medida que se produzcan más vacunas.
La coordinación de los asociados ha posibilitado que la respuesta al brote se haya hecho en tiempo oportuno, ya que el primer envío de vacunas a Angola llegó 5 días después de la solicitud formulada por el país al Grupo Internacional de Coordinación. Además, los asociados se han encargado de la entrega y la coordinación en el país de los múltiples suministros y equipos con el fin de reunir los elementos necesarios para las campañas masivas. Hasta la fecha, más de 16 millones de personas han sido vacunadas en la República Democrática del Congo y Angola.
Para garantizar la rápida protección de la población de Kinshasa, se aplicará una estrategia de ahorro de dosis durante las campañas de vacunación previstas. Esta estrategia se basa en recomendaciones de expertos científicos reunidos por la OMS.
Como medida de emergencia, se administrará una quinta parte de la dosis ordinaria de vacuna antiamarílica a los 8,5 millones de personas de Kinshasa que todavía no están vacunadas contra la enfermedad. Los estudios demuestran que esta dosis de «emergencia» proporcionará sin peligro alguno una inmunidad eficaz contra la fiebre amarilla durante al menos 12 meses y posiblemente durante mucho más tiempo.
Además de garantizar el acceso a las vacunas y respaldar las campañas de vacunación, la OMS y los asociados también están ayudando a los países afectados de las siguientes maneras:
  • proporcionando apoyo a los laboratorios, especialmente acceso a reactivos específicos ;
  • fortaleciendo los sistemas nacionales de vigilancia de la fiebre amarilla;
  • enviando a más de 160 expertos a los países afectados.
  • proporcionando orientaciones técnicas sobre atención clínica, capacitación y movilización social;
  • reforzando el cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional para prevenir la propagación internacional de la fiebre amarilla.

Persona de contacto con los medios de comunicación:

Tarik Jašarević
Responsable de Comunicaciones, OMS
Móvil: +41 793 676 214
Despacho: +41 22 791 5099
Correo electrónico: jasarevict@who.int